¿Qué son realmente los antioxidantes?

Actualizado: 18 nov 2020

Conoce a estos aliados para combatir el envejecimiento celular y otras enfermedades

Probablemente en más de una oportunidad has escuchado hablar sobre los antioxidantes y de lo relevantes que son para nuestra salud, pero ¿sabes realmente qué son y cómo actúan en el organismo? Si la respuesta es no, te invito a seguir leyendo para que comprendas las razones por las que estas sustancias son tan importantes.

Para comenzar es fundamental saber que los antioxidantes son compuestos químicos que necesitamos para prevenir o retrasar la oxidación que se produce en nuestro cuerpo por acción de los radicales libres que –a su vez- son sustancias muy reactivas que introducen oxígeno en las células. 

Las reacciones químicas de los radicales libres se producen de manera frecuente en nuestras células y también en algunos casos son necesarias para el desarrollo de ciertas funciones de nuestro cuerpo. No obstante, para que este proceso sea lo menos invasivo posible son indispensables los antioxidantes.

La acción de los antioxidantes

Pero ¿por qué son perjudiciales los radicales libres? Principalmente porque son moléculas con uno o más electrones impares -por lo tanto- inestables y enormemente reactivas. Por este motivo, buscan estabilizarse “robando” el electrón de otra molécula, hecho que provoca la oxidación de esa molécula y la posterior conversión en radical libre de la misma. Este nuevo radical libre “robará” el electrón de otra molécula y así se generará una reacción en cadena.

Para evitar esto, los antioxidantes entregan un electrón a los radicales libres y, de este modo, los neutralizan, convirtiéndolos en inactivos o flojos y deteniendo esta cadena que provoca daño celular.

Dentro de los problemas que pueden ocasionar los radicales libres están el envejecimiento prematuro de la piel, enfermedades cardiovasculares, alteraciones en el ADN, aumento de colesterol, diabetes, arteriosclerosis y cáncer.

Cabe señalar que aunque los radicales libres son generados de manera natural por el cuerpo, existen algunos hábitos o factores de nuestra vida que facilitan su aparición como el estrés, la contaminación, el alcohol, el tabaco y la mala alimentación

¿Dónde encontramos antioxidantes?

Algunos antioxidantes son producidos por nuestro propio organismo, como por ejemplo, el glutatión. A este tipo de antioxidantes los llamamos enzimáticos. Por otra parte, hay otros que se obtienen a través de la dieta, los cuales son denominados como no enzimáticos. A continuación les daré un listado de sustancias que tienen propiedades antioxidantes y algunos ejemplos de alimentos que los contienen.

1.- VITAMINA C

Participa en la formación de colágeno, que mantiene unidos los tejidos del cuerpo. Se puede encontrar en hortalizas y frutas como naranjas, limones, kiwis, pimientos, tomates, frutillas, entre otros.

2.- VITAMINA E

Protege el organismo de agentes tóxicos y evita la destrucción anormal de glóbulos rojos. Lo podemos encontrar en el aceite de oliva, cereales de grano entero, frutos secos, entre otros.


3.- ZINC

Refuerza el sistema inmunológico, acelera los procesos de cicatrización y regula la producción de grasa en la piel. Se puede encontrar en legumbres, carnes, huevos y pescados.


4.- BETACAROTENOS

Favorecen la circulación y combaten la formación de trombos. Se pueden encontrar en zanahorias, brócolis, berros, espinacas, entre otros.


5.- MAGNESIO

Previene problemas cardíacos y actúa como tranquilizante natural para evitar el estrés. Se puede encontrar en almendras, maní, avellanas, germen de trigo, entre otros.


6.- FLAVONOIDES

Son poderosos antioxidantes y cuentan con características antiinflamatorias que asisten el sistema inmunológico, además estudios recientes señalan que ayudan a prevenir el cáncer y enfermedades cardiovasculares. Se pueden encontrar en manzanas rojas, cebollas, apio, coles de bruselas, entre otros.


7.- LICOPENO

Ayuda a bajar el colesterol malo y a prevenir la degeneración macular, además, se le relaciona con la prevención del cáncer de próstata. Se puede encontrar en tomates, pimientos rojos, sandías y habas.