¿Por qué es importante aumentar la ingesta de líquidos para bajar de peso?


Cuando una persona se propone iniciar un programa nutricional para bajar de peso casi siempre lo primero que le recomiendan los especialistas es beber suficiente líquido.

El papel de los líquidos para adelgazar va mucho más allá de la función de generar saciedad, beber líquido aumenta el gasto de energía mediante un mecanismo conocido como termogénesis, o sea una producción de calor a través de reacciones metabólicas que aceleran el metabolismo basal. De acuerdo a diversos estudios, este aumento del metabolismo equivale a unos 2.4 kilos de grasa corporal. Este fenómeno sobreviene gracias a una activación del sistema nervioso simpático, cuyo mecanismo no se ha aclarado del todo.


Beber suficiente líquido durante una dieta de reducción de peso, además de mantener la correcta hidratación, favorece la función renal y mejora su digestión (va más al baño)

Cuando uno empieza a deshidratarse, se reduce la tasa metabólica y por ende el gasto de energía. Cuando se llega al punto de deshidratación moderada, hay un incremento en los niveles de cortisol en la sangre, que provoca un mayor almacenamiento de grasa y mayor apetito.



Un beneficio más del agua para bajar de peso es que reduce los antojos. Para absorber los nutrientes las células requieren de agua, cuando no tenemos una hidratación adecuada nuestro cuerpo no puede absorber adecuadamente los nutrientes y le hace pensar que falta algo y empiezan los antojos especialmente por alimentos altos en carbohidratos (dulces, hayuyas, pan de panadería, harinas, etc)


Además, cuando tu cuerpo está hidratado mejoras la capacidad para concentrarte, tu memoria y tu habilidad psicomotora, también contribuye a tener una piel lozana, a verte y sentirte mejor. Además lo puedes hacer de manera divertida, saludable y probando diferentes opciones como las que puedes ver en los videos de mi canal de YouTube.

 

Complementa cualquier tratamiento

Todos los tratamientos pueden ser potenciados con las cápsulas de Cochayuyo. ​ Si quieres conocer más a fondo las potencialidades del cochayuyo, puedes ver el video explicativo y/o leer en nuestro blog las cualidades de este super alimento.

 

Otro tips importante es que la sed nunca es referente absoluto para saber cuánto y cuándo necesitamos beber agua. A diferencia de los niños, los adultos mayores tienden a sentir menos sed, incluso ante una ingesta insuficiente de líquidos. De ahí la relevancia de beber agua y mantenernos bien hidratados.


Las personas que sudan mucho o hacen ejercicio regularmente pueden necesitar más agua que las sedentarias; y aquellas que consumen mucho café, té o frutas precisarán menos que las que se alimenten a base de proteínas. Como norma general, debes beber agua cuando tengas sed, pero si lo que quieres es perder peso has de consumir al menos dos litros al día.


 

Para quienes quieran comenzar a bajar de peso, aumentar su metabolismo, mejorar su digestión, sentirse más deshinchados y todo, sin dietas estrictas difíciles de seguir: les recomiendo prueben Pack Adelgazate de 46 días. ¡No se arrepentirán!